Desapego: La naturaleza jamás se viste con vestidos viejos

La naturaleza no se reviste nunca con los vestidos ya viejos. La naturaleza nunca economiza, Nuestro pensamiento es una constante e invisible emanación de nosotros mismos y esta emanación substancial es absorbida por nuestros vestidos, de suerte que, al envejecer, estos vestidos quedan cada vez mas saturados de esos elementos…

Leer Mas